No pude permitirme otra cosa
que amarte
con la locura de los grillos
la devoción de la cigarra
la desesperanza de la avispa

así
se fueron acabando los días

                                              los cantos

                                                                  las mudas
 
solo quedaron caparazones rotos.


(Marzo 2013)